¿Podría funcionar un canal de televisión temático de anime en España?

¿Un canal de anime funcionaría? Fuente: Tarreo.
Con el anime como producto en auge, donde se evidencia una gran demanda por parte del público, en plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix, Prime Vídeo o Crunchyroll, no sería descabellado pensar que un canal de televisión exclusivo de animación japonesa sea posible. ¿Podría funcionar una cadena temática de este tipo en 2022? 

Para poder responder a esta pregunta tenemos que tener en cuenta aspectos muy interesantes, como el target (público objetivo), las audiencias, la programación, las opciones de consumo y una acertada selección de obras. Todo esto será primordial a la hora de entender si sería factible lanzar un canal de anime en un contexto como es el actual.

Anime para todas las edades: encuadrar contenidos

Si echamos un vistazo a las diversas series de anime que se emiten por los canales en abierto, de pago y OTTs, vemos que el target varía según la edad, e incluso el género, al que se dedican en estas televisiones. Pasando por los más pequeños con Doraemon en Boing o Pokémon en Neox, o un carácter más nostálgico y joven-adulto con Dragon Ball en Comedy Central

Un abanico de contenidos, de series, que pueda conectar con todo tipo de espectadores, sin olvidarse de encuadrarlos correctamente a través de acertados horarios: familiar, adolescente, infantil y adulto como eje vertebral del canal.

Una programación en bloques: cuando sabes qué ponen en la tele

Doraemon y sus amigos. Fuente: Luk Internacional.
La mejor forma para que el espectador sepa los horarios es programar mediante bloques de varios episodios de un anime. Una estrategia que hemos comentado en anteriores análisis, y que con animes cuya trama principal sea difusa o secundaria, permite evitar la frustración del espectador ante la falta de un marco argumental al sentarse frente al televisor.

Las ya mencionadas Doraemon, Pokémon, además de otros títulos populares como Detective Conan, Magical Doremi, Shin chan, Sargento Keroro, son series que permiten elaborar bloques de programación fijos con numerosos capítulos.

La opción bajo demanda: cuándo, cómo y dónde quieras

En línea con el éxito de las OTTs, hay que tener en cuenta el visionado posterior a la emisión en directo, que permite al espectador ponerse al día de un anime que va a ver en el canal o, simplemente, una segunda oportunidad de disfrutar la serie.

Esta comodidad es esencial para enganchar o reenchanchar al público, que vuelva a conectar con la cadena y el producto que se ofrece y no pierda el ritmo de la emisión tradicional.

Las redes sociales para hacer participe al espectador

Twitter en el anime. Fuente: Bakalaureate.
Como complemento a la emisión, hay que jugar con el público mediante las redes sociales, creando una necesidad de evento en directo, comentando el visionado en vivo, que el espectador se sienta participe y que está viendo una serie de manera colectiva y que cree conversación tanto en los perfiles sociales como al día siguiente en clase o en el trabajo.

Pese a que es lento, cada vez son más los canales que intentan realizar estrategias de participación en redes, incluso eligiendo las películas que protagonizarán la programación del fin de semana o retos durante la emisión mediante juegos interactivos.

¿Qué emitir? En la variedad está el buen gusto

Los animes que se ofrezcan tienen que equilibrar todas las posibilidades, desde lo más clásico hasta lo más reciente, incluso yendo un paso más allá, apostando por seriales japoneses y coreanos, que acerquen la cultura asiática en un momento de gran potencial para este tipo de productos y que abarcan un amplio público. Sin dejar de lado el cine como guinda al pastel para los fines de semana.

Ataque a los Titanes, uno de los grandes éxitos del anime. Fuente: Animanga.
Grandes éxitos del anime comercial como Ataque a los Titanes, Guardianes de la Noche o One Piece, sumados a interesantes adaptaciones reales de obras como ¿Qué le pasa a la Secretaria Kim? o La Historiadora Novata pueden ser algunos títulos interesantes para un prime time de gran peso.

Con unos bloques bien diferenciados de mañana, para los más pequeños, unas sobremesas y de tarde más familiar y/o juvenil, y un late night marcado por la versión original y contenidos más adultos, sería una buena definición de estructura y contenidos.

La respuesta: podría funcionar un canal de anime

Sí, un canal temático de animación japonesa podría ser fructífero teniendo en cuenta todos los puntos que hemos comentado en este análisis. Al que avalan las audiencias de las actuales series anime que se emiten y el interés puesto por plataformas y canales de pago en los últimos meses como son Pluto TV y Comedy Central, ambos del mismo grupo empresarial.

Veremos si a medio o largo plazo acaba surgiendo una cadena de televisión, en abierto por TDT o de pago, dedicada al anime. En caso de nacer, solo los grandes grupos audiovisuales como Atresmedia, Mediaset o Paramount podrían llevarlo a cabo. Y, de momento, no parecen tener interés en ello. El tiempo dirá.

Anime y televisión. Fuente: Comunidad Umbría.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Posiblemente si... aunque hoy en dia la tele no tiene todas las de ganar la verdad...
    pero deberia rescatar un fosil de los formatos televisivos... la programación por bloques... es decir.... por la tarde noche ponme seinen y josei, OVAs, y peliculas anime clasico. por las tardes shonens y magical girls, los sabados por la mañana una programación mas infantil, animes comicos, slice of life, shojos...
    Que haya para todos los gustos... que haya variedad...
    Porque si vas a hacer un canal de anime y lo unico que vamos a ver son Isekais y Harems que son el grueso de lo que se produce actualmente en los estudios japoneses......mmmmm como que no.... eso esta avocado al mas absoluto fracaso

    ResponderEliminar