[Análisis] Marmalde Boy: la telenovela perfecta hecha en anime

Yuu y Miki, protagonistas de La Familia Crece. Fuente: Ecartelera
Marmalade Boy o, como se conoce en España, La Familia Crece se convirtió en todo un acontecimiento durante los dos años en los que se emitió a través de La 2 de TVE, entre 1998 y el 2000. Por primera vez, personas ajenas al mundo de la animación se enganchaban a una serie de anime con todos los elementos de una auténtica telenovela en torno a la relación de dos adolescentes que de la noche a la mañana se convierten en hermanastros.

Más de 20 años después de su llegada a nuestro país, la serie sigue teniendo seguidores incondicionales, puesto que supuso un auténtico boom del género, y con una consistente legión de fans que veneran a Wataru Yoshimizu, autora del manga original. ¿Cómo es posible que este anime se haya convertido en una serie tan transversal?

Sin lugar a dudas, la trama es el principal motivo. En un momento donde los conceptos de familias siguen siendo los tradicionales, finales de los 90, el hecho de ver a dos familias que se intercambian las parejas y ver envueltos a sus hijos en una situación tan atípica, provoca curiosidad e interés al espectador: que no dejará de prestar atención por conocer cómo se irá desenvolviendo la historia.

El gran abanico de personajes atribuye numerosas tramas secundarias, que permiten reforzar a la principal, con relaciones de lo más variopintas: entre profesores y alumnos, entre clases sociales, entre antiguas parejas... Los malentendidos y las faltas de comunicación producirán que todo se entremezcle permitiéndonos contemplar un culebrón en todos los sentidos.

Personajes de La Familia Crece. Fuente: TVtime.
No menos importante, es todo lo que respecta a la animación y los diseños. Un gran trabajo de Toei Animation que ha envejecido muy bien para tratarse de una serie producida en 1994. A lo que también le ha ayudado una estupenda traducción por parte de Alessandra Moura (Detective Conan, CardCaptor Sakura).

La Familia Crece, además, cuenta con un reparto de voces en español muy asentado y conocido por el aficionado el cual dirige Jaime Roca (Luffy en One Piece). Mientras a Yuu lo interpreta un grandísimo profesional como es Iván Jara (eterno James en Pokémon), a Miki le da vida una todoterreno vocal como es Amalia Cantarero (CardCaptor Sakura, Pokémon). Le siguen un elenco de actores de doblaje con una curtida experiencia envidiable: Julia Martínez (CardCaptor Sakura, One Piece), Isabel Gaudí (Sakura en CardCaptor Sakura), Alfredo Martínez (CardCaptor Sakura, One Piece), entre otros.

La capacidad de esta serie de atrapar a todo aquel que se la encuentra, no tiene nada que envidiarle a las telenovelas actuales. Las pequeñas, y a la vez grandes, diferencias con el manga, permiten internacionalizar el anime, siendo la guinda del pastel para enganchar al público. Sigue con una trama muy potente a día de hoy, y cuya autora ha sabido sacarle jugo con una continuación que edita Planeta Comics, titulada Marmalade Boy Little. Esta secuela directa no está a la altura de la original, pero sirve para satisfacer las ganas de más de los seguidores acérrimos.

Pocas han logrado repetir el éxito al mismo nivel que La Familia Crece. Podríamos decir que casi ninguna. Por lo que podemos considerarla como una de los grandes series de anime míticas que permitieron conocer el mundo del manganime a toda una generación. 

Comentarios