[Análisis] La calma antes de la tempestad: Sony, Nintendo y Microsoft

Fuente: AreaJugones.
El 2020 está llamado a ser un año histórico para el mundo de los videojuegos. La llegada de la nueva generación con PS5 y Xbox Series X, unida al lanzamiento de títulos esperadísimos como The Last of Us 2, Final Fantasy VII Remake o CyberPunk 2077, son buena prueba de ello. Sin embargo, en este inicio de año estamos presenciando un ambiente excesivamente tranquilo. Ninguna de las tres grandes empresas se decide a realizar el primer movimiento, los días van pasando sin noticias y ya casi estamos en marzo. Pese a esto, creo que las tres se guardan poderosos ases bajo la manga.

Microsoft ha llegado fuerte al final de la generación. El accidentado inicio de Xbox One fue una losa muy pesada para los de Redmon, que ha sabido reinventarse bajo la batuta de Phil Spencer. El directivo ha dotado a la división de Xbox de aire fresco e ideas brillantes, que se han materializado en un servicio absolutamente genial, el GamePass, que sigue creciendo mes a mes con incorporaciones tan destacadas como Yakuza o Kingdom Hearts, por mencionar algunas de las últimas. Además, los norteamericanos han ido adquieriendo varios estudios para paliar uno de sus grandes puntos débiles: la falta de grandes títulos first party y sagas nuevas.

Diseño de la nueva consola de Microsoft. Fuente: HobbyConsolas.
Podemos decir que de momento Microsoft ha sido la más valiente de las tres. Ha presentado el diseño definitivo de Xbox Series X, algunos detalles del hardware y su estrategia a corto-medio plazo: Xbox One y Series X compartirán los juegos first party durante un año. Un gran gesto para los poseedores de Xbox One y toda una declaración de intenciones: Microsoft plantea librar la batalla en el terreno de los servicios. Y hay que reconocer que en esa parcela están a años luz de las otras dos. Además este año vamos a ver los primeros frutos de estos nuevos estudios que ha adquirido Microsoft. Propuestas como Bleeeding Edge se unen a Ori and the Will of the Wisps o Halo Infinite, este último será además la gran baza del lanzamiento de Series X. Por último, Microsoft ha confirmado su presencia en el E3 2020, por lo que el espectáculo está asegurado.

Nintendo ha empezado el año a un ritmo tan lento como el que nos tiene acostumbrados. Desde el lanzamiento de Switch, todos los inicios de año han sido bastante tranquilos. Sin embargo, la situación del mercado es muy diferente este año, con Switch comiéndose a unas muy veteranas PS4 y Xbox One. Por ello da la sensación de que Nintendo no está aprovechando del todo estos primeros meses. Aún así los de Kioto han ido poniendo las primeras piedras de lo que va a ser el cuarto año de su consola híbrida.

Escena de Animal Crossing New Horizons. Fuente: Nintenderos.
La Gran N se ha ido quitando material de cara a ese gran Direct que debería producirse de un momento a otro. Cosas como el plan de Pokemon para este año, los DLC de Smash y Fire Emblem o los detalles de Animal Crossing New Horizons han sido presentadas independientemente. Eso se traduce en más tiempo de Direct para anunciar cosas nuevas. Y es que el único lanzamiento propio del año que está fechado a día de hoy es precisamente Animal Crossing, para el 20 de marzo. A partir de ahí hay un vacío que la compañía rojiblanca deberá rellenar. Juegos como Bayonetta 3, Metroid Prime 4 o Zelda Breath of the Wild 2 parecen lejanos, pero seguro que se guardan varias sorpresas que verán la luz a partir de junio. Me remito al direct del año pasado, en el que llegábamos en una situación similar y presentaron juegos del calibre de Astral Chain, Super Mario Maker 2 o el remake de Link's Awakening. De momento lo único que podemos hacer es aguardar impacientes al anuncio del Nintendo Direct.

Sony por su parte ha sido la más hermética de las tres. Los japoneses llevan meses afrontando una profunda reestructuración interna, que ha provocado la salida o el paso al segundo plano de varios pesos pesados de la compañía. Se pensaba que en febrero íbamos a saber los primeros datos de PS5. De momento no ha sido así y, por si fuera poco, Sony ha decidido por segundo año consecutivo no asistir al E3. Aluden a nuevas formas de comunicación, pero probablemente haya más que no sabemos. Y es que, ¿qué mejor escaparate hay en el mundillo que la feria angelina?

Imagen de The Last Of Us Parte II. Fuente: Vandal.
Van a tener que tomar decisiones muy importantes en los próximos meses con respecto a PS5. Pero todo es más fácil cuando se tiene un colchón como PS4, que seguirá rindiendo a buen nivel con la salida de títulos como The Last of Us o Ghost of Tsushima, los penúltimos cartuchos first party para esta generación, además de otros third party como Final Fantasy VII o Persona 5 Royal. Y es que Playstation sigue siendo el hábitat natural de muchas desarrolladoras japonesas, que aún tardarán algún tiempo en dar el salto a la siguiente generacion.

Esta partida de ajedrez ya ha comenzado pero nadie mueve sus piezas. Se lo están pensando mucho. Y eso es bueno. Las tres se respetan y quieren dar lo mejor de ellas mismas. Y al final los ganadores seremos nosotros: los usuarios.

Comentarios