[Opinión] El problema de las filtraciones en los videojuegos

Fuente: Hobby Consolas.
Quedan ya escasos días para la llegada de una nueva generación de Pokémon. Pokémon Espada y Pokémon Escudo se ponen a la venta el 15 de noviembre. Game Freak había optado en esta ocasión por una promoción del videojuego con mayor secretismo que en otras ocasiones, con pocos tráilers, detalles a cuentagotas y pocos anuncios sobre nuevas criaturas. Con ello se buscaba una mayor sensación de sorpresa en el día de lanzamiento. Pero sus esfuerzos no han servido para nada, viendo cómo se han ido desarrollando los acontecimentos en los últimos días.

Internet ha explotado con filtraciones masivas sobre el título. Ya conocemos prácticamente todo el contenido del juego, incluyendo el diseño y tipos de las nuevas criaturas, el número de Pokémon incluidos en el cartucho, los líderes de gimnasio, varias mecánicas de juego... Para alguien que use Internet con asiduidad y tenga un mínimo de interés en la saga, ha resultado prácticamente imposible no comerse algún spoiler.

Pero el caso de Pokémon no es el único, en las últimas semanas hemos visto ejemplos muy similares con títulos muy esperados como Luigi's Mansion 3 o Death Stranding. El problema amenaza con convertirse en una tendencia, en la que grandes videojuegos son destripados con numerosas capturas e incluso vídeos que son subidos a plataformas como YouTube. Lo más curioso de todo, es que se supone que las distintas compañías facilitan copias del juego a la prensa casi exclusivamente, lo que puede generar una gran desconfianza por parte de las desarrolladoras hacia los medios.

Fuente: IGN.
Cada vez resulta más complicado mantenerse al margen de este tipo de situaciones. Hace años, sólo podías obtener información de un videojuego mediante las revistas de papel especializadas, o a través de tráilers en Internet en plataformas que aún estaban en pañales. Pienso que se ha perdido un poco esa magia que caracterizaba a los videojuegos en las primeras generaciones, cuando te comprabas un juego y casi todo te pillaba de nuevas.

Pero también hemos visto casos como Zelda Breath of the Wild, en el que Nintendo manejó muy bien los tiempos del videojuego y se consiguió llegar al lanzamiento totalmente libres de spoilers; o algunos juegos de Bethesda, que no son facilitados a la prensa hasta el día del lanzamiento. Esto genera a su vez que los interesados por el videojuego no tengan una opinión profesional sobre el mismo días antes de su lanzamiento, para decidir si comprarlo o no, pero ese ya es otro debate.

Pienso que los tiros van por ahí. Por un lado, las empresas deben gestionar con mucho más cuidado la información de sus juegos. Pero se debe concierciar a la prensa del daño que pueden llegar hacer estas filtraciones. Al fin y al cabo, se supone que son profesionales y deben respetar los acuerdos de confidencialidad.

Comentarios