[Análisis] Digimon Battle Spirit: un videojuego esencial para GBA

Collage propio con las portadas de Digimon Battle Spirit y Digimon Battle Spirit 2. Fuente: GameGrin.
A pesar de los años desde su lanzamiento (2003 en España), siempre es un placer tanto para recordar viejos tiempos como para disfrutar de un título basado en uno de los animes más exitosos. Digimon Battle Spirit, y, su secuela, Digimon Battle Spirit 2 son un auténtico entretenimiento para los amantes de la franquicia y los juegos de lucha.

Pese a sus más que evidentes limitaciones, ambos cumplen los objetivos que se nos ofrece: combatir con los principales personajes de Digimon y apreciar la saga con un nuevo punto de vista. El hecho de que saliera una versión para GameBoy Advance no es casualidad, pues sigue siendo una de las consolas portátiles más vendida (+ 80 millones de unidades). Originalmente, fue lanzando en 2001 en Japón para la WonderSwan Color, portátil de Bandai (que también desarrolló el juego) que no salió de tierras niponas, por lo que el salto fue de cara al mercado internacional.

Poca historia se necesita en Battle Spirit. Una cadena de batallas entre el jugador y diversos NPC, donde no se gana dejando K.O. al contrincante, sino acumulando esferas que emanan durante los golpes que se reciban. A raíz de estas, junto con el nivel que elijamos, podremos desbloquear nuevos personajes, pasando de los 7 iniciales hasta los 12 si completas todas las posibilidades. La dificultad no es elevada a rasgos generales, pero se puede moldear cada vez que juguemos, desde lo más sencillo hasta llegar a ser un "reto". 

Combates en Digimon Battle Spirit (izq) y Digimon Battle Spirit 2 (dcha). Fuente: Michibiku.
Su continuación, Battle Spirit 2, no tuvo tanto éxito. Pese a sus mejoras en fondos y en el diseño, a grandes rasgos sigue siendo más de lo mismo. Tal vez, podríamos decir, que menos, pues se reducen considerablemente las elecciones a disposición del jugador, con 5 iniciales que aumentan a uno, y con dos digievoluciones extras. Tal vez, haber incorporado personajes de sagas anteriores y una mayor variedad de enemigos finales, pues en el primer título teníamos a Milleniunmon y en el segundo a Kerpymon, hubieran enriquecido la experiencia y el valor de este.

No obstante, estamos ante dos títulos esenciales para los amantes de Digimon, repletos de acción y la oportunidad de controlar a los compañeros de los niños elegidos (o a los mismos en el caso de Battle Spirit 2), por lo que esta más que recomendado para ellos.

Comentarios