[Análisis] El fracaso de VitanimeTV: el primer canal online de anime

Página web de VitanimeTV. Fuente: Pantalla Completa.
En un mundo lleno de plataformas que nos ofrecen animes como Crunchyroll o Netflix, lejos quedan apuestas tan interesantes como la que surgió en 2009 con Vitanime TV. Un canal online cuyo catálogo expuso en Youtube pero que no terminó de consolidarse por diversos factores que centrarán este artículo.

Tras cambiar la programación del mítico canal de pago Buzz, donde se podían ver numerosos animes, la empresa Teuve decidió lanzar una web par aprovechar algunas licencias que mantenía. Todo ello disponible de manera gratuita y publicando las series de forma progresiva a lo largo de cada semana. Entre su catálogo podíamos encontrar Samurái 7, Chicho Terremoto, Love Hina, Transfomers o Fruits Basket. Demostrando una rica variedad de animes de diversos géneros y temáticas. Entonces, ¿Cómo no funcionó un canal tan atractivo y gratuito? 

En primer lugar, tenemos la situación de las redes sociales. Un momento donde todavía no se encontraban en pleno auge. Por lo que la información de este no llegó al público general. Sin olvidarnos de que la propia web no fomentaba demasiado la actividad de la misma.

Pasando al segundo motivo, tenemos un catálogo que ya se conocía y se había emitido en otros canales. Por lo que perdía cierta fuerza a la hora de llamar a nuevos espectadores. El estreno de Full Metal Alchermist: Brotherhood  fue uno de los primeros simulcast de anime conocidos, que podía haber sido todo un filón, pero caía en saco roto al poder verse desde el canal de Panini en varios idiomas, sin tener que acceder a VitanimeTV

Por último, el factor crisis afectó en el hecho de que no se renovara su catálogo con nuevos animes. La falta de estrenos, que no hubieran sido visto con anterioridad, provocó la puntilla a una pionera apuesta en España. 

Pese a todo, se ha convertido en un referente del vídeo bajo demada y del simulcast de anime. Su experiencia permitió a nuevas empresas aprender de esos errores y planificar con éxito plataformas posteriores.

Comentarios