[Análisis] Pokémon Let's Go

Títulos de Pokémon Let's Go. Fuente: IRROMPIBLES.
Tras el arrollador éxito de Pokémon Go, Nintendo y GameFreak decidieron dar un paso más combinando los títulos clásicos con la aplicación móvil. Fruto de esta curiosa fusión nace Pokémon Let's Go Pikachu y Let's Go Eevee. Dirigidas a un público más casual y, sobretodo, infantil.

Los diseños son uno de los puntos que menos me satisfacen. Un paso atrás, más similar a los que pudimos ver en X e Y y mucho menos estilizados que en Sol y Luna. Algo que no termina de convencer, y que se ve muy perjudicado con sombras pixeladas. Desconozco si se trata de un guiño a sus predecesoras, pero no resulta agradable, resaltándose más al jugar con el televisor.

Tras los títulos originales de Rojo, Verde y Azul, las ligeras modificaciones con Amarillo, los remakes de Rojo Fuego y Verde Hoja, volvemos por cuarta vez a la región original. Pese a una evolución muy colorida y tridimensional de Kanto, que alegra mucho la vista, no me genera demasiada nostalgia jugar por cuarta vez. Sí, hay nuevos personajes y pequeñas pinceladas de historia nueva, pero no son lo suficiente para animarme y sentir, aunque sea un poco, que estoy ante algo novedoso.

Entrada a la Liga Añil. Fuente: PokémonAlpha.
La situación no mejora tras terminar La Liga Pokémon. No tenemos un post-game. A diferencia de los anteriores remakes Rojo Fuego y Verde Hoja. Dejando la duración de Let's Go en unas 20 horas. Muchísimas menos que en los anteriores títulos principales Sol y Luna, con unas 30 horas de juego.

Emulando la jugabilidad de Pokémon Go, la captura de pokémon se nos hace muy repetitiva. Además de ser más factible que combatir contra otros entrenadores a la hora de subir nivel. Pues resulta más sencillo hacer cadenas de captura que pelear contra rivales. Causando, además, que podamos subir a niveles muy altos en comparación al resto de entrenadores de la zona, y siendo un auténtico paseo los retos de los gimnasios. Es en estos detalles cuando se hace evidente el público al cual va dirigido este título: los niños.

Encuentro con Articuno. Fuente: HobbyConsolas.
Las escenas previas a los enfrentamientos contra los legendarios, los combates contra pokémon especial antes de poder lanzar una pokeball, así como tener la oportunidad de combatir con los míticos Rojo y Azul, hacen que vivamos momentos mágicos en el juego. Tampoco dejar de lado la secuencia en la Torre Pokémon o poder montar a algunos pokémon que nos acompañan en la aventura. La banda sonora de Pokémon ayuda muchísimo a digerir este título, renovándose en nuevos sonidos que vuelven a enamorarnos una vez más.

Se hace palpable que estos títulos vienen a ocupar un espacio temporal vacío entre dos generaciones, pero ni por la mínima consiguen rellenar bien el hueco. Una oportunidad más ideal para los pequeños de la casa, que para los nostálgicos. Jugada similar a la de la película Pokémon Te Elijo A Ti hace unos años en los cines.

Como primer título de Pokémon para Nintendo Switch es muy flojo. Sería uno de los juegos más olvidables de la saga. Y por ende, de los peores. Nos espera, casi seguro, una segunda parte donde esperamos puedan mejorar los puntos más débiles de Let's Go Pikachu y Let's Go Eevee en la región de Johto. O tal vez, por una vez, oigan las súplicas de los fans y terminen llevándonos de regreso a Sinnoh.

Comentarios