[Crítica Cine] Detective Pikachu: para vosotros entrenadores

El Detective Pikachu. Fuente: Scannain
Más allá de unos diseños discutibles, Detective Pikachu es una película que engancha sobretodo al público más maduro. Sus guiños a la serie clásica, los gags con un marcado humor adulto, así como algunos temas de la banda sonora, la hacen muy disfrutable para aquellos que han crecido junto a Pokémon.

La trama nos sumerge en la vida de Tim Goodman, un joven de poco más de veinte años que dejó el mundo de los Pokémon durante su infancia. Tras la misteriosa desaparición de su padre tendrá que iniciar una investigación junto a Pikachu, el compañero de este, para descubrir toda la verdad sobre el paradero de su padre. Aunque en Ryme City nada es lo que parece...

Ha sido un acierto el incluir Pokémon de todas las generaciones, que además se han amoldado estupendamente en cada uno de los ecosistemas que se han presentado a lo largo del largometraje. Visualmente decae en algunos momentos, algunos diseños chirrían, pero se ve compensado con escenas muy dinámicas llenas de acción.  

Tal vez peca un poco en los giros clásicos de la temática, prediciendo bastante hacia donde va. Pero no importa. Tenemos a Ryan Reynolds que brilla con luz propia en el papel de Pikachu. Sin él la película no fluiría de la misma forma. Es el punto gamberro, y le aporta mucho más que el propio protagonista: Justice Smith. Al cual se muestra un poco desubicado, bajo mi punto de vista.

En resumen, estamos ante una divertida obra donde lo importante es gozar viendo a incontables Pokémon en un entorno espectacular. Una película hecha para los fans y no tanto para los espectadores que desconocen el universo de la franquicia. Sin olvidarnos que su enfoque no va destinado a los niños, sino más bien a los adultos

¡Entren entrenadores, sin miedo, a la sala y disfruten! 

Comentarios