[Reseña Anime] Children of the Whales

Personajes del anime Children of The Whales. Fuente: Netflix
Entre un amplísimo catálogo como el de Netflix, a veces pasan desapercibidas algunas joyas de la animación como en este este caso Children of The Whales (Kujira no Kora wa Sajo ni Utau), la adaptación animada del manga de Abi Umeda. Una aventura mágica en una isla que transita sobre un basto mar de arena.

Children of the Whales: Chakuro es un joven que vive en una isla enorme llamada Ballena de Barro y que se mueve por el desierto. En ella conviven dos tipos de personas: los marcados, quienes tienen la capacidad de mover objetos con la mente a través de la "timia" a cambio de una corta vida, y los no marcados, que no tienen este poder pero que pueden llegar a vivir muchos más años. Nuestro protagonista pertenece a los primeros aunque no domina muy bien la "timia" y se dedica a escribir y recopilar los sucesos que allí tienen lugar en su día a día. Su deseo de conocer el mundo exterior le llevará a toparse con Lykos, una forastera que viene de otra isla cercana cambiando por completo todo lo que sabían hasta el momento sobre su pasado y su futuro. E iniciándose un conflicto del que no podrán escapar.

Es muy interesante como va avanzando la trama y el propio desarrollo de los personajes: los misterios que vamos desentrañando sobre la isla, el origen de sus habitantes, la magia que existe alrededor de toda la animación... Atrapa al espectador muy rápidamente, con situaciones inesperadas que impactan y sobresaltan el corazón.

Algunas escenas resultan bastante sangrientas, entendiéndose muy bien el hecho de que no sea recomendada para menos de 16 años. En cuanto al diseño de personajes se muestra un trabajo exquisito, así como los fondos, dónde mejor sobresale la obra. Unos paisajes que nos hacen recordar a los maravillosos mundos del estudio Ghibli en sus largometrajes. Resultado de la calidad que ha puesto en este proyecto el estudio J.C. Staff.

La música forma parte como uno de los elementos más cuidados de la serie. Resaltando el opening Sono saki e (A su futuro), una presentación de lo que va a ser el anime y que nos regala Ririko, En cuanto al ending se titula Hashitairo interpretado por Rionos, también muy cautivador.

Partiendo de la traducción de Mario Pérez, cuenta con un reparto de voces en castellano extraordinario de la mano de SDI Media. Con un Jaime Roca que brilla en su interpretación como Ryodari, algo como pocas veces habíamos  visto de él, demostrando sus alucinantes capacidades de actor de doblaje. Tampoco podemos olvidar a Javier Avengózar dando vida a Suou, o a Ana Hueros poniendo voz a la misteriosa Lykos. Talentosas voces que crean magia en este anime.

En total 12 episodios de a penas 25 minutos de duración, muy bien estructurados sin que puedas llegar a aburrirte en algún momento. El manga esta editado por Milky Way al precio de 8 euros por tomo. Children of the Whales sigue publicándose en Japón.

Comentarios