[Análisis] Doraemon, uno más en la familia a través del tiempo

Doraemon y sus amigos. Fuente: Doraemon World Web (Luk Internacional).
Doraemon se ha terminado convirtiendo en un personaje transversal a nivel nacional. No hay casa que no conozca al gato cósmico. La magia que transmitía -y transmite- con sus inventos del siglo XXII llegaron para quedarse en la retina de muchos niños y niñas. Y sus valores positivos han conseguido prevalecer frente al machismo que aún rodea este anime. Pues no podemos olvidar del contexto, del año y lugar, de dónde nace: el Japón de los años 70.

El minino robot más querido por los españoles, o al menos eso nos indican las buenas audiencias que no ha parado de cosechar en nuestro país, se hace mayor. En este 2020 cumple ya 50 años. Y más de un cuarto de siglo desde que aterrizara en la península para quedarse.

La edad no le ha impedido crecer y formarse. Ahora no solo saca incesantes objetos del futuro, sino que también es influencer. Doraemon tiene canal de Youtube, cuenta en Facebook, de Twitter y... ¡hasta perfil de Instagram! Algo que, obviamente, no se encontraba en ese siglo XXII del que proviene. Y que no maneja realmente él, sino un equipo humano de la distribuidora Luk Internacional.

Similar estrategia que han seguido con su otra serie estrella, Shin Chan. Los tiempos cambian y ahora los más pequeños de la casa no disfrutan de Doraemon de la misma forma que en los 90 y 2000. Luk lo sabe muy bien y por ello apuesta por ofrecer contenidos complementarios en sus plataformas. El episodio especial "El Nacimiento de Doraemon" o subir a Youtube los 50 primeros episodios clásicos son estrategias que permiten acrecentar y ampliar el público habitual televisivo: reenganchan, por un lado, a un perfil más adulto y nostálgico, y por otro, refuerzan el contenido para el espectador lineal de televisión.

No cabe la menor duda, que el paso del tiempo a Doraemon no le ha afectado. Suponemos que ser del futuro ayuda. O más bien, contar con un equipo profesional que sabe adaptarse y entender los nuevos métodos de consumo. Sea cual sea el caso, el gato cósmico seguirá por mucho tiempo con nosotros. ¡Felicidades, Doraemon!

Comentarios