[Especial] La Historia del anime en la televisión española

El anime por televisión. Fuente: Anime Club GT.
En un mundo globalizado como el que tenemos, ha permitido el acceso a incontables series de anime a través de la red y con no pocas licencias en el territorio español. Pero en sus inicios la animación japonesa en nuestro país no se diferenciaba del resto de dibujos animados, además de solo poder verse en la cadena pública. Con el paso de los años, los cambios económicos, y en especial, los sociales y políticos, dieron pie a una apertura de los contenidos televisivos permitiendo al anime formar parte de la programación de las cadenas.

Los comienzos del anime en España

Si queremos conocer el inicio del anime en la pequeña pantalla española nos tenemos que ir hasta los últimos años de la Dictadura Franquista. Concretamente en 1969, a través de RTVE se pudo ver la serie Kimba, el León Blanco, obra de Osamu Tezuka, que tuvo diversas reposiciones a lo largo de los años, incluso en los 90 y los 2000. Dos años después, en 1971, se emitió Meteoro (Speed Racer). Siendo ambas las primeras series de animación japonesa vistas en España. 

Para hablar de un éxito destacado, o mejor dicho dos, debemos esperar unos pocos años más, con la llegada de los fenómenos Heidi, en 1975, y Marco, ya en 1976, que conforman parte de la infancia de toda una generación. Es curioso como contrastan estos animes, con el siguiente éxito, Mazinger Z, que, en plena Transición, en 1978, dio numerosos dolores de cabeza a las asociaciones de padres de la época. Es por este motivo que fue cancelada su emisión, no obstante, los españoles podrían verla completa décadas después con la creación de los canales privados, concretamente en Telecinco. Acabó convirtiéndose en todo un icono para la generación de los 80, además de dar origen al género mecha.

Auge y primeras coproducciones

Debido al escándalo causado, la televisión pública volvió a apostar por una serie de animación enfocada a una audiencia más familiar. Esta fue Candy Candy, encandilando a la audiencia. También pudo verse Comando G (La Batalla de los Planetas), cuyo tema principal cantado por Parchís fue un rotundo éxito.

Le siguieron dos animes protagonizados por animales: D'artacán y los tres mosqueperros, emitido en 1982, y La vuelta al mundo de Willy Fog, ya en 1983. Estos dos animes fueron coproducciones españolas, concretamente entre BRB y Nippon Animation. Pasado un tiempo se lanzaron continuaciones de estas, pero no tuvieron el mismo calado social, pasando bastante desapercibidas. 

El nacimiento de autonómicas y privadas: de Dragon Ball a Pokémon


La llegada de los canales autonómicos a finales de los 80, como TV3, Canal Sur, TVG o EITB, junto a las cadenas privadas, Antena3 y TeleCinco, en 1990 supuso una explosión de contenidos de animación japonesa con ejemplos tan emblemáticos como la eterna Dragon Ball en 1989 (FORTA) o la imbatible Campeones: Oliver y Benji en 1990 (TeleCinco). 

A las puertas del nuevo siglo, en 1999 se emitiría Pokémon en TeleCinco, y Digimon en TVE a partir de la primavera del 2000. Durante el 2003 descubriríamos al terremoto de Shin Chan (FORTA) o emprenderíamos un viaje al One Piece (TeleCinco). A su vez, en varias autonómicas se apostaría por animes de temática más alternativa y psicológica como son Kare Kano o Neon Génesis Evangelion. Cerramos el ciclo de destacados con Naruto en Cuatro (2006). Mención extra de Digital Plus, que como plataforma de pago ofreció en el desaparecido Canal+ la serie de Rurouni Kenshin.

Crisis y fin de ciclo: adiós al anime por televisión

Podríamos ir más lejos, abarcar más en el tiempo, pero lógicamente esto no es un libro de la Historia del anime en nuestro país. Así acabaríamos, grosso modo, un breve resumen de todo lo que nos precede y nos acontece hasta culminar el 2008. Un año significativo en muchos aspectos, con una crisis económica que menguó la oferta televisiva, el auge de internet y los consumos en plataformas de vídeos (ilegales en su gran mayoría). Poco tiempo después, terminarían cerrándose varios canales, entre ellos Canal Sur 2 Andalucía, televisión pública en abierto, en el 2012; y Animax, cadena temática de pago, en 2013.

Comentarios