[Análisis] Cinco juegos perfectos para el verano

El verano ya está aquí. Es época de playa, piscina, pasar calor y beber Coca Cola bien fría. Pero el verano también es una época idónea para jugar a videojuegos. Y si esos juegos nos resultan "refrescantes", podemos matar dos pájaros de un tiro. A continuación vamos a ver varios juegos que encajan de una u otra manera en la época del año en la que estamos, y que pueden ayudarnos a sofocar el calor que está azotando a la península en los últimos días.

Super Mario Sunshine (GameCube, 2002)
Fuente: Professional Moron
Los juegos de Mario, más si cabe los principales, han sido casi siempre grandes éxitos tanto comercialmente como por parte de la crítica especializada y los jugadores. Juegos como Super Mario World, Super Mario Galaxy o Super Mario Odissey son buena muestra de ello. Pero hay un juego del fontanero que, a pesar de contar con una elevadísima calidad y vender relativamente bien, no suele ser recordado cuando la gente habla de los mejores juegos de Mario. Ese juego es Super Mario Sunshine.

El título de GameCube situaba a Mario en un viaje vacacional junto a Peach y los toads, que se dirigen a un paíso tropical conocido como Isla Delfino. Nada más llegar, la cosa se complica y Mario se ve envuelto en una serie de problemas con la justicia local, debido a crímenes que no ha cometido. Nuestro fontanero es condenado a limpiar la isla con el uso de una especie de mochila disparadora de agua, conocida como ACUAC, a la vez que intentamos localizar al auténtico culpable: Mario Oscuro.

La introducción del ACUAC es la principal novedad jugable del título. Nos permite lanzar chorros de agua contra los enemigos, planear, propulsarnos a gran altura... Los diferentes mundos en los que recolectamos los 120 soles que componen la aventura, son diferentes zonas de la isla, de temática veraniega. Tenemos por tanto una playa paradisíaca, un hotel, una preciosa cala, un parque de atracciones... Esta temática, unida al diseño de los mundos, hace que Super Mario Sunshine se distancie bastante de la mayoría de los juegos del fontanero, introduciendo nuevos tipos de enemigos y situaciones.

Super Mario Sunshine podría considerarse una evolución de lo visto años atrás en Super Mario 64, con entornos en 3D de gran belleza visual y una banda sonora veraniega de gran calidad. Estamos además ante uno de los juegos de mayor dificultad de Mario, con mención especial a la búsqueda de las monedas azules, que nos servirán para obtener algunos de los soles.


Animal Crossing New Leaf (3DS, 2013)

Fuente: Polygon
¿Qué mejor manera para amenizar la espera de la nueva entrega de Switch, que volver a este clasicazo de 3DS? La fórmula de Animal Crossing es de sobra conocida. Llegamos a un pueblo lleno de animalitos, con los que podemos socializar, a la vez que intentamos prosperar económicamente a base de vender frutas, cazar bichos o pescar, para financiarnos nuevas ampliaciones de nuestra casa e hipotecarnos prácticamente de por vida.

El verano es una época perfecta para volver a este título. Es cuando aparecen los bichos más valiosos, se celebran numerosos eventos veraniegas, aumenta la actividad de nuestros vecinos... También podemos darnos un buen chapuzón, ya que el buceo fue una de las nuevas mecánicas implementadas en esta entrega.

Como colofón, tenemos la Isla Tórtimer, una zona a la que podemos ir para recolectar frutas tropicales, recoger conchas, cazar valiosos bichos o participar en diversos minijuegos. Su concepto de sesiones cortas de juego, de 20-30 minutos, hace que se adapte perfectamente a pequeños huecos que tengamos a lo largo del día.


Persona 4/Persona 4 Golden (PS2/PS VITA, 2008/2012)

Fuente: HITC
El verano se traduce en ocasiones en más tiempo libre. Es por tanto una época perfecta para jugar a juegos de mayor duración, o que requieren de una mayor dedicación. Un género que aúna todas estas características es el JRPG. Y cuando hablamos de juegos de rol japoneses, pocos ejemplos hay de la calidad de la saga Persona.

La cuarta entrega de esta magnífica saga nos situaba en Inaba, una nubosa zona rural de Japón a la que llegamos para continuar con nuestros estudios en preparatoria, mientras que nos hospedamos en casa de nuestro tío. Al poco de llegar comienzan una serie de asesinatos en extrañas circunstancias, en los que nos veremos envueltos y que nos llevarán a un mundo accesible más allá de la televisión.

Persona 4 une la exploración de mazmorras y combates por turnos característicos de los JRPG, junto a un sistema de socialización con nuestros compañeros de fatigas y otros personajes secundarios. Esto nos permitirá conocer mejor a los personajes, entender sus preocupaciones y ambiciones, etc. Cuanto mejor nos llevemos con nuestros compañeros, más beneficios tendremos en batalla.

Estamos ante un juego de elevadísima duración (puede superar las 90 horas), y que contó con una versión ampliada en 2012, subtitulada "Golden", que añadía algunas nuevas mecánicas como el viaje en moto, o nuevos personajes y situaciones. Salió en exclusiva para PS VITA, por lo que esta versión resulta altamente recomendable, teniendo en cuenta además la naturaleza portátil del sistema.


Donkey Kong Country Tropical Freeze (Wii U/Switch, 2014/2018)

Fuente: IGN
La mítica Rare rescató al gorila de Nintendo del ostracismo en 1994, le dió una nueva apariencia y mundo e hizo que protagonizara una gloriosa trilogía de plataformas en el cerebro de la bestia. Los alucianantes gráficos prerenderizados (para la época), el gran diseño de niveles y la exquisita jugabilidad, fueron las grandes señas de identidad de estos tres juegazos. Hubo que esperar hasta 2010 para que la saga tuviera continuidad, con Donkey Kong Country Returns para Wii, de la mano de Retro Studios. Cuatro años después se lanzó su secuela, para Wii U.

Donkey Kong Country Tropical Freeze fue una muestra de la calidad que atesora el estudio norteamericano. Los niveles aumentaron considerablemente su duración, a costa de reducir un poco su número con respecto a la entrega de Wii. Eso sí, los secretos y coleccionables siguieron a la orden del día. También se sumaron nuevos personajes: Dixie Kong y Cranky Kong que, junto con Diddy Kong, proporcionaban diferentes tipos de saltos a Donkey Kong.

Otra de las grandes novedades fue el regreso de las zonas acuáticas, muy peligrosas, llenas de secretos y en las que había que controlar nuestro medidor de oxígeno. La variedad de sus mundos y su elevada dificultad hacen de Donkey Kong Country Tropical Freeze uno de los mejores juegos de plataformas en 2D de la actual generación. Y desde el año pasado puede disfrutarse de manera portátil, gracias a la versión de Nintendo Switch.


The Legend of Zelda: The Wind Waker (GameCube/Wii U, 2002/2013)

Fuente: IGN
Cerramos la lista a lo grande. Tras Ocarina of Time y Majora's Mask, la saga Zelda había experimentado un crecimiento brutal con respecto a las entregas anteriores. La llegada de GameCube posibilitaba una gran potencia gráfica, lo que aplicado a la saga Zelda podía resultar en algo espectacular. Nintendo sorprendió a todos con el anuncio de The Wind Waker, con un aspecto desenfadado y cercano a los dibujos animados. Parte de los aficionados se sintieron muy decepcionados por los cambios, pero una vez el juego fue lanzado convenció a todo el mundo y calló muchas bocas.

Esta vez la historia nos sitúa en un mundo cubierto por el mar, en el que hay diseminadas numerosas islas habitadas por hylianos y otras razas, además de otras repletas de enemigos. Nuestro protagonista, Link, se embarcará en un peligroso viaje para rescatar a su hermanita Abril, aunque la cosa se irá complicando y será el propio destino del mundo el que esté en juego.

Como he comentado anteriormente, el mar tiene un peso fundamental en la jugabilidad, ya que hará que tengamos que desplazarnos en barco a las diferentes localizaciones. Por el camino nos encontraremos con todo tipo de peligros: atalayas enemigas, pulpos gigantes, tornados... Además, a parte de las islas principales, tenemos una gran cantidad de islas secundarias llenas de secretos y tareas a realizar. Esto hace que estemos ante uno de los Zelda donde la exploración tiene un peso mayor (sólo superado por Breath of the Wild).

El estilo cel-shading se adaptó perfectamete a la saga, dotando a los personajes de gran expresividad y creando escenarios muy interactivos. Mención especial a la banda sonora, pues es posible que estemos ante la mejor de toda la saga, con influencias celtas y totalmente orquestada. El remaster de Wii U resaltó aún más su precioso apartado gráfico, a la vez que obtuvo el reconocimiento comercial que no tuvo en su día.

Comentarios